(Combate de Caballería de la Guerra de 1879)
Homenaje a Salvador Araneda Escobar 

Resonando quebradas cabalgan sombras

clarines de silencio, cascos ciegos

timbaleros de greda redoblando fanfarrias

oquedades de piedra entre ecos de glorias.

Pampa y desierto,

desfilan lanzas negras,

pendones de arenales,

cantimploras de océano.

Jinetes de bronce

galopando infinitos

potros negros de cobre

bufando soles.

Por las vetas del tiempo vagan camanchacas tristes.

mutilados centauros,

osamentas de piedra.

Sables tintos de sangre tajeando albas,

cazadores de luto escoltando pendones.

Suenan de lo alto,

rituales palabras,

la ordenanza siniestra,

resonando en el etér.

"Los ponchos da la cintura,

los sables desenvainar,

por Dios y Santa María;

cargue la caballería,

al galope carrera Mar".

 

Nota: La última estrofa corresponde a la orden tradicional de las cargas de la Caballería Chilena.

 

Tomado de Alberto Lobo, "Quenas del Norte, Poemas"

Santiago, 1991, página 38 - 39