Friko

Empresa Friko

40 años ofreciendo helados de mango

Turista que llega a Iquique pregunta por el “Rey del helado de mango”. No pueden resistir la idea de probar uno de los productos más típicos de la ciudad. Y es que la tradición, que comenzó a gestarse en la década de los 60 en la calle Barros Arana 716 aún se mantiene vigente debido a la preocupación del dueño del local, Alberto Vargas Villalobos, quien hasta el día de hoy no sabe por qué se ha dedicado a ese rubro.

El empresario cuenta que en 1978 llegó hasta la principal calle comercial de la ciudad para instalar su heladería Friko, nombre que corresponde a la marca de las máquinas que usaba en ese entonces. Relata que en 1950 llegó de Buenos Aires para colocar un taller de técnico en radio y posteriormente cambió al rubro de los alimentos.

“Cuando llegó la máquina, tratando de aprender me entusiasmé y dejé de lado la radio”. Cuenta que fue su idea probar realizar un helado de mango. “Quería debutar con algo novedoso para Cavancha 70, una feria que se instaló detrás del estadio”.

Ubicado en pleno centro de la ciudad, Alberto cuenta que sólo la calidad de producto le permite seguir vigente en el mundo comercial. “Hay personas que piden mango o guayaba, por eso digo que es la calidad del producto, me he perfeccionado tanto que queda bien”.

El es quien elabora el helado, cuenta con una máquina y sabe el manejo adecuado de ingredientes para que el helado alcance para varios días y no deba ser procesado diariamente. “El helado no queda con partículas de hielo, yo en cambio tengo información profesional de Inglaterra e Italia”.

Entre los secretos que él maneja está el usar 40% de sólido y 60% de líquido para sus helados.

“32 socios integraron el gremio de los heladeros”.

Con ganas de retirarse del rubro

Alberto Vargas tiene en mente retirarse del rubro. Cuenta que el paso de los años les ha llevado a pensar la posibilidad de descansar. “Tengo 80 años de edad y la temporada de verano trabajé a duras penas porque era mucha la cantidad de helado que había que elaborar”. Aclara que la idea es arrendar el local, pero no cerrarlo.

Vargas cuenta que en 1970 él lideró el gremio de los heladeros, en ese entonces eran 32 los empresarios de ese rubro.

“Esos estaban cuando todavía no llegaban las marcas nacionales a Iquique, muchos de ellos ya no existen”.

Fuente: La Estrella de Iquique, 15 de abril de 2007, Página 14.