Reyna Caceres

Nació en 1946 en Coscaya, un pequeño pueblo de la precordillera de Tarapacá.

Cuando tenía 15 años, una mujer embarazada de su pueblo tenía problemas con la posición del bebé. Por curiosidad, y tal vez, por el llamado natural del oficio, Reyna terminó acomodando al bebé y asistiendo su parto.

De esta manera, Reyna inició su trabajo como partera ayudando a las mujeres de Coscaya y de las comunidades aledañas de Poroma, Pachica y otros pueblos de la quebrada.

Años más tarde, como partera reconocida en las diversas comunidades indígenas, ingresa a trabajar al Hospital de Iquique transformándose en la primera mujer en desarrollar el parto andino o parto intercultural aymara. A esta labor se dedicó más de 20 años, con un don absoluto velando por las mujeres y los recién nacidos.

Actualmente, Reyna Cáceres está retirada del oficio de partera en el hospital, pero sigue siendo un referente de la medicina ancestral en la región de Tarapacá, pues según cuenta, además de los embarazos y partos, sabe practicar la ventosa y le quita el ‘empache a los niños’.

Su gran trayectoria y su saber andino le han otorgado varios reconocimientos. Es así que en el año 2015 recibió unos de los 10 diplomas que entregó la Municipalidad de Huara a las mujeres que se destacan por realzar el rol de la mujer indígena, manteniendo las tradiciones y aportando en el ámbito social y cultural. El año 2016 fue el Consejo Nacional de la Cultura y las Artes que le entregó en Valparaíso el reconocimiento “Asát’ap” entregado a 50 mujeres indígenas de todo el país.

Fuentes:
• Entrevista personal por Tarapacá en el Mundo el 1 de marzo de 2017.
• Entrevista personal por www.forociudadano.cl el 6 de mayo de 2014.