zunilda.jpg

La Zunilda: cantándole al oído a los dragones

A la Zunilda le pasa lo que le pasa a todos los conversos. Es más fanática que todos los iquiqueños, lo que ya constituye un récord. Nacida en no sé que ciudad, la Zunilda se dejó seducir, no sabemos bien, si por la Zofri o por la historia de la ex-caleta. Yo creo que por ambas.

Su pasión por Deportes Iquique parece no tener límites, y no encontró mejor forma de demostrarlo que cantando domingo por medio, en el "Tierra de Campeones".

Lo de la Zunilda, claro está, es el canto. Su voz viaja por los pases y tiro libres de todos los dragones celestes que han pisado el césped de los dos estadios iquiqueños. El canto de la Zunilda acompañó al tiro libre que magistralmente ejecutó Juan Ponce de Ferrari o que conectara con ese frentazo eficaz Manuel Maluenda.

Reciclando viejas canciones de las que sólo conserva el ritmo, le inserta de su autoría letras que combinan la historia de Iquique con el nombre del jugador de moda. Los tres Carreño han sido voceados con el ritmo de "Allá en el puerto grande, allá donde vivimos...".

El rock del mundial es el preferido de esta conversa que se pasea de la cumbia a la ranchera. "Gol, gol de Iquique" canta como si fuese una súplica. Desde el cabezal sur del estadio deleita al respetable que suele perder la paciencia cuando Deportes Iquique no encuentra el hilo ganador. Pero, la Zunilda no es la culpable de la derrota. Ella hace lo que puede.

Tomado de
Bernardo Guerrero Jiménez
"Del Chumbeque a la Zofri. Los aromas de nuestra identidad cultural" Tomo III
Universidad Arturo Prat/ Centro de Investigación de la Realidad del Norte. Iquique, Chile, 1999.