Noticias

Web Museo V. Parra destaca documental Los Morenos

Web Museo V. Parra destaca documental Los Morenos

El documental será mostrado nuevamente en la Sala Run Run

+ noticias

Jardín de la Memoria

La Tirana en el 1900

La Tirana en el 1900

En el año 1900 del siglo pasado, la fiesta de La Tirana ya empezaba a perfilarse como una manifestación religiosa...

+ rutas y circuitos

Somos Tarapacá

La Tirana: ¿Sabías que...?

La Tirana: ¿Sabías que...?

Láminas informativas con datos curiosos de la fiesta de La Tirana

+ notas

Tips Turísticos

Cafe Agnes

Cafe Agnes

Se denominan así mismo como  "Un café diferente"

+ cultura

La Victoria de Los Morenos | FULL VERSION

Agenda de Actividades

19
Jul

El VII Seminario Internacional de Patrimonio Cultural Inmaterial “Construcción de Políticas Públicas en Patrimonio Cultu...
04
Ago

CLASE "TALLER DE DESARROLLO PATRIMONIAL" ACADÉMIDO JORGE NEGRETE MAGISTER EN PATRIMONIO INTANGIBLE
05
Ago

CLASE "TALLER DE DESARROLLO PATRIMONIAL" ACADÉMIDO JORGE NEGRETE MAGISTER EN PATRIMONIO INTANGIBLE

Cabecera MujeresTarapaquenas

No es exagerado afirmar que el Norte Grande es una mujer. Decimos la costa, la pampa, la precordillera y la cordillera.

Todo en femenino. Salimos a la pesca, hacemos parir la tierra, nos metemos en la mina, vamos a la escuela, jugamos a la pelota, nos tomamos una cerveza. Nuestro habla popular está cargada de guiños femeninos. Nos ponemos en la espalda a la guagua, y decimos que la llevamos a tota. Cuando la mar está mala, es por que está “picá”. A la correa le decimos huasca y al agua mineral aún le llamamos Chuzmisa. El pampino en su domesticación del desierto nombró más en femenino que en masculino. A muchas oficinas salitreras, le puso nombre de mujer: Iris, María Elena, Victoria, La Coruña. Usó barretas, picota y abrió la tierra con dinamita.

Mujeres nuestras han agarrado universalidad gracias a sus quehaceres. Elena Caffarena luchó por el voto femenino; la María Monvel escribió bellas poesías, la Mistral la comparó con Juana de Ibarburú, entre otras. María Elena Gertner, construyó mundo dispares con sus novelas. Maruja Pinedo, nos encumbró con la pintura. En Iquique la poesía de Iris Di Caro y de Cecilia Castillo, se alzan como signos de una vitalidad arraigada en la tierra y en el mito; Milena Mollo juega a mezclar el pino oregón con los telares de data precolombina. Norma Petersen y Teresa Lizardi, con sus notas en el piano, le pusieron música a las tardes de la crisis iquiqueña. Al sur, Antofagasta encontró en Germana Fernández y en la Nelly Lemus, la rebeldía y la hospitalidad en días que parecían largas noches.

 

Baner AliciaVargasOxa

Baner ElenaCaffarena

Baner OSalazar

Baner RCaceres

Baner_BFlores.jpg

Baner_BSisa.jpg

Baner IrisCaro

Baner MLuza

Baner TFlores

Baner UVera

Baner ZGonzalez

MCondemarin

baner BLasala

baner massiel mondaca

baner fabiola pardo

Baner MMonvel

Baner MGertner

Baner Juana Aurdyu