Las calles no solo es parte de la infraestructura vial de una ciudad, estas también son parte de una supraestructura social, en donde las personas no solo transitas sobre ellas, sino que también se vinculan entre si, viven y conviven con otras personas, crían a sus hijos, estos juegan y crecen en las calles de sus barrios. Las calles con sus nombres son un reflejo de lo que nos indentifica, o también de lo que otros <como el Estado> quiere que nos indentifique. Una calle y su nombre es más que un punto de referencia para ir o llegar, es un un referente histórico, antropológico y social de la gente, de un poblado, de una ciudad... de la región.

Bernardo O`Higgins: un nuevo comienzo en el Iquique chileno.
Calle San Martín: el camino hacia la tradicional Plaza Arica.