Religiosidad popular

En palabras simples se puede definir como la religión del pueblo, que acerca el entendimiento de una sociedad con respecto a sus problemas cotidianos, en todas estas manifestaciones, el diálogo con lo sagrado tiene que ver con la solución de problemas bien concretos la salud y el trabajo. En su matriz tanto mariana como pentecostal, la religiosidad popular se puede apreciar en la historia de vida de todos aquellos que acceden a la religión en el culto a las animitas, las peregrinaciones marianas a La Tirana, Las Peñas o Ayquinan, por ejemplo.