29 de junio

Tanto en Cavancha como en el Colorado, territorio de pescadores artesanales, se realiza la fiesta a San Pedro y San Pablo. Cada 29 de junio, los pescadores, en sus botes salen a pasear al santo. Los bailes religiosos, los mismos que acuden a La Tirana, lo acompañan. En Cavancha, cada año el ambiente es más hostil hacia esta celebración. Los nuevos residentes de este turístico sector no comprenden muy bien la profundidad de la fiesta. Pese a ellos, los cavanchinos insisten en celebrar a su santo. El mar es para los pescadores una entidad viva. Se le llama Maruja, o bien la mar. Se le tiene respeto, cariño y se aboga por su generosidad. Festejar al santo es pedir a la mar benevolencia y prosperidad.

san pedro 8